Breve historia de UNÍOS EN LA LUCHA

¿Quiénes somos?

El «espíritu» de UNÍOS desde sus orígenes siempre fue de lucha. Por eso, sus integrantes, antes de dar nacimiento a la agrupación, tuvieron unas experiencias vivas en la participación directas y en primera fila; primero bajo las banderas del Ágora Popular Juvenil en las movilizaciones nacionales de los “Cuatro Suyos” en el año 2000 contra la dictadura de Alberto Fujimori. Luego, se produjo la intervención juvenil en las movilizaciones por “menos costo por ingresos, por más vacantes, y no al ingreso directo gratuitos por los centros preuniversitarios”, que terminó en la toma, (mala táctica maoísta que costó casi la desintegración del movimiento) de la Biblioteca Nacional de San Marcos en enero de 2003. Así, estos dos sectores vivos, suma del Ágora Popular Juvenil y estudiantes del Frente Único de Postulantes, y ya en el gobierno de Toledo, habían dado un paso importante: construirse en una alternativa política nacional, porque no era suficiente con tumbarse gobiernos, “…si al calor de esas luchas no construimos nuestras propias organizaciones revolucionarias, liberadoras, que luchen por el poder para los trabajadores y oprimidos, seguiremos cambiando moco por baba”. Tal fue la consigna planteada en la editorial de UNIOS N° 1. 

En ese proceso de construcción y lucha, ya por los años 2004-2005, entra a UNÍOS con su amplia experiencia política y sindical el compañero Enrique Fernández Chacón «Cochero», de la Unidad Internacional-Cuarta Internacional. De esta manera, surgió una nueva organización que combinaba la nueva camada de revolucionarios y la larga trayectoria de lucha del trotskismo en el Perú.

Así comienza la historia y un inagotable recorrido de importantes luchas. UNÍOS estuvo presente en la lucha de los hermanos campesinos de las cuencas cocaleras contra las políticas imperialistas de erradicación forzosa avalada por el servil gobierno de Alejandro Toledo, hoy prófugo por corrupto. Fue una verdadera movilización de masas de alcance nacional que puso en jaque al Gobierno. En aquel momento, desde UNÍOS, defendimos la independencia política de los campesinos cocaleros y luchamos contra las políticas de Ollanta Humala que buscaba captar a importantes dirigentes a través de cupos en las listas del PNP a las elecciones congresales. Lo seguimos sosteniendo, y el tiempo nos dio la razón: que ninguna variante patronal, por más disfrazada que sea, puede ser alternativa para los trabajadores y los pueblos.

Otro hecho importante de UNÍOS fue su participación en las luchas junto a los hermanos amazónicos contra las políticas del “perro del hortelano” de Alan García. En su segundo Gobierno estuvo decidido en mostrarse más servil, entreguista y corrupto, y puso en venta toda la Amazonía. Este acto entreguista se encontró con la resistencia de pueblos dignos que habitan nuestras selvas, quienes se levantaron y lucharon con uñas y dientes en defensa de sus tierras. Ya en el desenlace, del “choque de dos mundos”, de la “curva del diablo”, recordamos el hecho sucedido un 5 de junio de 2008, que con muertos y heridos, perseguirá por siempre la memoria del “Caballo loco”, quien, como cualquier criminal cobarde, se disparó en la sien para huir de la justicia.

Otro acontecimiento crucial en la trayectoria de UNÍOS fue su participación muy activa en las luchas del movimiento de las comunidades afectadas por las minerías, CONACAMI, contra la minería y el saqueo de las multinacionales en la perspectiva de construir un Perú plurinacional como una alternativa de poder de masas contra el capitalismo que nos acorrala cada vez más. Enormes debates se desarrollaron en ese momento, donde las ONG desviaron la pelea política impidiendo la nacionalización y el triunfo definitivo del conflicto. Pero ese motivo, desde UNÍOS seguimos de pie con ese espíritu de lucha que nos caracterizó desde nuestros inicios allá por el año 2003.

Para terminar esta breve historia, UNÍOS tuvo una excelente participación política el en FA como un polo obrero y socialista (el mismo que luego se agotó) y el acierto de proponer y luego llevar adelante la campaña electoral de la candidatura, primero para la alcaldía de Lima, y luego para el Congreso, del compañero Enrique Fernández Chacón, quien fue elegido con una importante cantidad de votos como congresista de los trabajadores. Esto fue un importante triunfo de UNÍOS. Sin embargo, hoy debemos buscar transformar en un nuevo paso en la construcción como partido de los trabajadores y trabajadoras a nivel nacional.

Como ven, el parto del instrumento político revolucionario que luche por el poder para los trabajadores y oprimidos es tarea difícil, puesto que implica enfrentarse a grandes enemigos. No obstante, somos optimistas. Cuando este nazca y se consolide, su grito retumbará los oídos capitalistas.