Declaración de Principios

UNÍOS EN LA LUCHA

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

Los y las que nos hemos constituido en “Uníos en la lucha” lo hacemos bajo las banderas del marxismo revolucionario, aspiramos a construir un partido digno de tal denominación, que trabaja por incorporar en su seno lo mejor del movimiento obrero y popular en cuyo nombre hablamos e intervenimos tanto en la defensa de sus intereses inmediatos, como históricos.

Aspiramos a construir la sociedad socialista en el Perú como parte del proceso que libere a toda la humanidad de la opresión del capitalismo mundial, en ese sentido nos reclamamos internacionalistas y, por ende, constructores del partido mundial para la revolución social.

Nuestra meta es la sociedad comunista y nuestro deseo es dar todos los aportes que nos permitan coronar con triunfo nuestras aspiraciones. Nuestros estatutos fundamentalmente son para darnos las normas que nos permitan el desarrollo de la organización revolucionaria con centralismo democrático, donde esté meridianamente establecido el rol que deben asumir cada uno de nuestros integrantes, sus deberes y derechos.

Reconocemos ser en la actualidad un embrión del partido revolucionario que queremos construir, lo que no impide ser categóricos en nuestros objetivos. Nos reivindicamos discípulos del Marxismo Leninismo y de las enseñanzas históricas acumuladas por el proletariado internacional y de sus líderes, desde el Manifiesto del Partido Comunista, hasta nuestros días.

Rechazamos el revisionismo nacional e internacional en todas sus variantes, no comulgamos con el socialismo en un solo país, ni con la colaboración de clases. Nuestras banderas son las de la independencia política de los trabajadores en toda su expresión.

La hora de los trabajadores y el pueblo ha llegado. La alternativa está clara, o acabamos con los explotadores capitalistas del imperialismo y sus socios en nuestros países dependientes, o estos nos someten a la barbarie más terrible de la esclavitud y la barbarie que nos ofrecen como futuro. Manos a la obra compañeros. La liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos; !proletarios del mundo, Uníos! Acumulemos todos los ladrillos necesarios para edificar la nueva sociedad sin explotados ni explotadores. Los planes arquitectónicos están hechos, empecemos la construcción.